ejercicios para un vientre plano

4 ejercicios para un vientre plano

Si aun te encuentras en plena cruzada para conseguir ganar la batalla a esa barriguita que aun sobresale y que te trae por el camino de la amargura, es momento de intensificar el plan y comenzar a practicar ejercicios para un vientre plano como los que te ofrecemos a continuación.

Ya lo hemos comentado en más de una ocasión y es que, para conseguir objetivos como es el caso de un vientre plano, es necesario tener constancia y apoyarnos en una correcta alimentación, un programa de tratamientos estéticos y unos ejercicios cardiovasculares. Hoy, te damos 4 ejemplos de éstos últimos para que los hagas cómodamente en tu hogar y así te resulte más sencillo seguir una rutina diaria.

Ejercicios para un vientre plano

El objetivo de estos ejercicios es reducir grasa de la zona así como favorecer la tonificación. Los que verás a continuación pueden entenderse como un plan de entrenamiento corto, destinando diariamente de 20 a 30 minutos para realizarlo de forma continuada, es decir, dejando sólo 20 segundos de descanso entre un tipo de ejercicio y otro. Una vez completada, y si aún tienes tiempo, descansa un par de minutos y repítelo nuevamente.

  1. Sentadillas con variaciones. Combina las sentadillas comunes con aquellas en las que se incorpore un salto. De pie, flexiona ligeramente las rodillas y comienza a agacharte con la espalda recta hasta conseguir un ángulo de 90 grados con tu rodilla, sin que esta sobrepase la punta del pie. Una vez en esta postura, sube a la posición inicial dando un salto mientras elevas los brazos hacia el techo.
  2. Abdominales cruzados. Acuéstate en el suelo bocarriba sobre una superficie más o menos dura. Flexiona ligeramente las piernas, coloca las manos detrás de la nuca y levanta el tronco hacia uno de los lados. Rótalo hacia la rodilla opuesta mientras la acercas al pecho y mantén la posición un par de segundos. Realiza una 10 repeticiones alternando los lados.
  3. Plancha abdominal. Túmbate en el suelo boca abajo. Apoya los antebrazos en el suelo, manteniendo piernas estiradas. Procura mantener con el cuerpo una línea recta y paralela al suelo. La primera vez que lo realices, calcula cuanto tiempo aguantas y ve poniéndote retos de aumentar de 2 sg cada día. Mientras aguantas la posición, mantener el abdomen tenso.
  4. Levantamiento de piernas. Para terminar la rutina, tumbate en el suelo y eleva las piernas rectas, manteniendo pies y rodillas juntas, todo lo que puedas. Permanece en esta posición 2 segundos y baja lentamente las piernas hacia el suelo. Este ejercicio también lo puedes hacer colgando de algún soporte.

Recuerda, sé constante y paciente a la hora de obtener resultados, puede que tu cuerpo necesite más tiempo. Para acelerar este proceso sigue una dieta adecuada que contenga:

  • Proteína animal: pollo, pescado, pavo, huevos…
  • Proteína vegetal: espinacas, espárragos, calabacín, brócoli, alcachofa.
  • Cereales integrales.
  • Beber mucho agua.
  • Evitar bebidas gaseosas y grasas.

Si además de ver el vientre abultado, tienes molestias o digestiones pesadas, acude a tu médico para que valore tu caso porque, aunque pienses que es un cúmulo de grasa, el motivo puede ser líquidos y gases retenidos.

Por último, te recomendamos un tratamiento específico que apoye todo el proceso y te permita ver resultados más rápidos o ayude a mantener la nueva figura conseguida. Puedes descubrir más en este artículo o acercarte a nuestros centros para un asesoramiento gratuito totalmente personalizado. No olvides pedir cita previamente en el 935 190 200.

0 comentarios

Dejar un comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.