Listado de la categoría: Alimentación

alimentos bronceado

Alimentos para un bronceado duradero

Un buen plan de alimentación, así como el adecuado uso de productos y cuidado de la piel, es fundamental cuando queremos prolongar ese tono tan bonito y saludable que hemos cogido durante el verano. Te contamos el secreto para conseguirlo.

La alimentación y el bronceado de la piel

El proceso de bronceado comienza con la acción de la radiación ultravioleta sobre la superficie cutánea. En ese tiempo, el organismo estimula a los melanocitos para que sinteticen melanina, la cual nos protege de la oxidación de las células y es el motivo por el que la piel se broncea.

Además de cuidar nuestra salud, hay ciertos alimentos que ayudarán a potenciar el bronceado, así como colaborar en el proceso de hidratación y protección de la piel.

¿Qué comer para tener un bronceado duradero?

Es importante incorporar a nuestra dieta una combinación equilibrada de alimentos que contengan:

  • Las vitaminas A, E y C neutralizan los radicales libres formados por la radiación solar y esto ayuda a reparar los daños ocasionados en la piel.
  • Ácidos omega 3. Estos ácidos grasos reducen los procesos inflamatorios de la piel, fomentan la hidratación y la elasticidad.

Sabiendo esto, podemos optar por alimentos como:

  • Zanahoria. Quizás uno de los alimentos estrella cuando nos preparamos para el verano y también cuando se termina. Su alto contenido en becataroteno y vitamina A favorece un bronceado sano y estimulan la melanina. Para absorber mejor sus propiedades, procura incorporarla en crudo o tomarla en zumo.
  • Pescado azul (atún, sardinas…). Ayudan a hidratar la piel y son perfectos como segundo plato en tus comidas.
  • Frutas: kiwi, naranja, fresa, sandía, papaya… Al ser ricos en vitamina C, ayudan a mantener la flexibilidad de la piel.
  • Frutos secos: nueces, almendras… Su contenido en magnesio actúa como filtro con los rayos UV.

Además de estos cambios en la dieta, no debemos olvidarnos de:

  • Hidratación. Una piel hidratada es clave para evitar la descamación. Para ello, realiza un tratamiento estético que aporte a tu dermis aquellos nutrientes y repare los daños causados.
  • A pesar de que pensemos que una limpieza profunda acabará con el bronceado, es recomendable (y muy necesario) eliminar las impurezas acumuladas durante este tiempo. Además de limpiar, proporcionará luminosidad al rostro.
  • Protección. No olvides proteger la piel antes y después de la exposición al sol. El aftersun es fundamental a la vuelta, pues que hidrata, calma la piel y ayuda a alargar el bronceado.

Repara los daños ocasionados este verano a la vez que alargas el bronceado de tu piel con nuestros tratamientos estéticos y cosméticos. Acércate a tu centro Maria Padilla más cercano y te asesoraremos.

alimentos depurativos

Alimentos depurativos, ¿cuáles y cuándo tomarlos?

Las vacaciones, las noches de terrazas o, simplemente, el calor del verano pueden llegar a hacernos sentir más hinchadas y pesadas, al mismo tiempo que hacernos sumar algún kilo de más. Por eso, y para irnos preparado y ayudarnos a sentirnos mejor es bueno llevar a cabo una serie de cuidados durante toda esta época como es el caso de incorporar alimentos depurativos en nuestra dieta. Éstos nos ayudarán a eliminar toxinas, a compensar los posibles excesos que hagamos y a sentirnos más livianas. ¡Toma nota de nuestras recomendaciones!

Alimentos depurativos, ¿cuáles no pueden faltar?

  • Limón. Se trata de uno de los alimentos más beneficiosos por su gran aporte de vitaminas y minerales. Si no sabes como incorporarlo, puedes tomarlo diluido en un vaso de agua. Así ayudarás a estimular hígado y vesícula para digerir grasas y eliminar toxinas.
  • Remolacha. Además de eliminar toxinas por su alto contenido en potasio, tiene pocas grasas, mucha fibra y protege la piel gracias a su vitamina A. Pruébala en crudo en ensalada o en batidos refrescantes.
  • Brócoli. Las crucíferas como el brócoli tienen efectos antioxidantes y aportan fibra y vitamina C. Una opción es combinarlo con col para así potenciar el efecto quema grasas.
  • Arándanos. Por su alto contenido en vitamina C y en pigmentos naturales ayuda a nuestro sistema inmunológico y a las defensas del organism
  • Aguacate. Es una fuente de antioxidantes debido a su alto contenido en vitamina E, vital para mantener las células jóvenes y evitar el envejecimiento de la piel. Consúmelo con moderación puesto que contiene bastantes kcal.
  • Yogurt. Los yogures frescos están llenos de probióticos, que son microorganismos vivos que permanecen activos en el intestino y ejercen la labor fundamental de regularnos. Procura comprarlos naturales y desnatados. Una opción es incorporarlo en la merienda junto con una pieza de fruta.
  • Legumbres. Gracias a su aporte de hidratos de carbono complejos y fibra son muy depurativas y regulan el tránsito intestinal. En esta época, prepara una fresquita ensalada con lentejas, garbanzos o alubias y aprovecha todas sus propiedades.
  • Ajo. Este ingrediente que se puede incorporar a muchos platos activa las enzimas del hígado para eliminar toxinas de la sangre de forma más activa.
  • Sésamo. Las semillas de sésamo contribuyen a proteger las células del hígado del daño que determinadas sustancia pueden causar como, por ejemplo, de las bebidas alcohólicas.
  • Manzana. Mejor comerla sin pelar puesto que su piel contiene una gran cantidad de sustancias antioxidantes como los flavonoides y vitamina C que hacen frente a los radicales libres.
  • Tomate. Un alimento rico en licopenos y, por tanto, tiene propiedades antioxidantes y neutraliza los radicales libres. Acompáñalo de una grasa beneficiosa como es un chorrito de aceite de olivaa para potenciar la absorción de sus nutrientes.
  • Sandía. Además de ser hidratante, contiene vitamina C y A, potasio, magnesio y compuestos químicos vegetales protectores, como el licopeno y el beta-caroteno. El licopeno ayuda a detener el daño que los radicales libres producen en las células.

Además de estos alimentos, no olvides durante el verano…

  • Beber agua. Asegúrate de beber unos 2 litros de agua para ayudar a los riñones a eliminar las sustancias de desecho y también para mantener órganos y piel bien hidratados.
  • Reducir el consumo de sal, azúcar y alcohol. Evita la retención de líquidos y el aumento del peso.
  • Beber té verde. Esta variedad es fuente de antioxidantes y previene el envejecimiento prematuro de la piel, así como disminuye los niveles de glucosa. Puedes prepararlo en frío y llevártelo donde necesites.
  • Caminar. Activar el cuerpo te ayuda a mantener el peso, liberar estrés y dormir mejor en las noches de verano. Procura hacerlo cada día e ir a paso ligero para que sea más efectivo.
  • Un masaje drenante te ayudará a sentirte menos pesada e hinchada y a movilizar el metabolismo para eliminar líquidos.

Este año, disfruta del verano de forma saludable con alimentos ricos y beneficiosos para tu salud. Si necesitas una ayuda extra, no dudes en acercarte a nuestros centros y conocer nuestra amplia carta de masajes y de tratamientos drenantes. ¡Siéntete bien!

bebidas para la piel

4 bebidas para potenciar nuestra belleza

Cuando nos hablan de una rutina de belleza, nuestro primer pensamiento suele estar relacionado con la hidratación del cuerpo y rostro, el desmaquillarnos cada noche, los cosméticos que utilizamos o los distintos tratamientos estéticos que tenemos a nuestro alcance. Bien, hay algo más que podemos hacer para mejorar nuestro aspecto y, lo más importante, la salud.

La alimentación es clave para sentirnos mejor, vernos mejor y, por supuesto, tener una piel más luminosa y suave, y evitar el envejecimiento prematuro de ésta. Como ya hablamos en un anterior post, existen alimentos que perjudican el buen estado de la piel como son el azúcar, las grasa saturadas, la sal o el alcohol. En cambio, otros nos pueden ayudar a lucir un mejor aspecto. ¿Cuáles son? ¿Cómo sacar el máximo provecho de sus beneficios?

Alimentos recomendados

Una dieta variada, con especial protagonismo de los alimentos antioxidantes y ricos en vitamina C, A y B, u omega 3, puede aportar una gran diferencia en nuestra piel. Estos alimentos ayudan a nutrirla, a prevenir el daño de las células y tejidos, mantener la piel hidratada o aumentar la producción de colágeno. Entre ellos podemos encontrar los pescados azules, el brócoli, las fresas, el pavo, las nueces o los granos enteros.

En verano, ¡anímate con estas bebidas para la piel!

Smothies, batidos, zumos, licuados… Los vemos por todas partes y es que, ahora que llega el calor, es perfecto prepararse una bebida fría que calme la sed y refresque. Y si esta la elaboramos con determinadas frutas y verduras, obtendremos un beneficio doble pues que también estaremos cuidando nuestra piel. Hemos seleccionado 4 que son saludables, nutritivas y ayudarán a potenciar nuestra belleza. Ya sabes, haz una lista con los ingredientes que necesitas y pruébalas.

  • Batido de piña. La piña es una fruta con gran poder depurativo y, por tanto, es perfecta para esta época del año donde tendemos a acumular más líquidos. Para potenciar sus beneficios y también darle brillo a nuestro rostro podemos hacer un batido que contenga: Una taza de piña, 15 hojas de espinacas y una taza de agua de coco o agua.
  • Batido de zanahoria. Ahora que comenzamos a tomar el sol (recuerda aplicarte frecuentemente protección solar) es bueno incorporar alimentos que potencien el bronceado, tanto su tono como su duración, y que nos ayuden a prevenir manchas como es el caso de la zanahoria. Para un batido necesitarás: 4 zanahorias, zumo de limón (la cantidad que desees) y espinacas.
  • Batido de aguacate. Gracias a su alto poder desintoxicante, es perfecto para eliminar todas esas toxinas y tener una piel más limpia y suave. Para elaborar el batido perfecto tendrás que mezclar: ½ aguacate, 1 manzana, zumo de limón y alguna bebida vegetal al gusto: soja, avena… Si lo quieres más refrescante, puedes añadir una hojitas de menta.
  • Batido de naranjas. No sólo está compuesto de naranjas, sino que es una mezcla de diferentes frutas muy ricas en vitamina C. Éstas ayudarán a restaurar el colágeno, hidratar y mantener la flexibilidad de la piel. Si te animas a probarlo tendrás que incluir: 2 kiwis, 1 naranja, 1 taza de fresas y leche, agua o una bebida vegetal.

Como verás, no hemos incluido el azúcar en ninguna de estas bebidas para la piel, puesto que es uno de los alimentos que perjudican a su buen estado. Si no son los suficientemente dulces para ti, apuesta por endulzantes naturales o incrementa la dosis de la fruta que más te guste.

Complementa tu tratamiento y cuidados de belleza diarios con estas bebidas y una buena alimentación, ¡y a disfrutar del verano con buena cara! 😉

¿Conoces algún otro batido que potencie nuestra belleza? ¡Compártelo con nosotros!

alimentos no light

5 alimentos que parecen que son light, pero no

¿Sabes ese dicho que dice que las apariencias engañan? Pues en el caso de los alimentos, esos que intentamos seleccionar cada vez que acudimos a hacer la compra, precisamente algunos de eso, no son lo que parecen. ¿Cómo los identificamos y dejamos a un lado de nuestra dieta? No vuelvas a caer en la trampa porque daño no te causarán, pero light o bajos en grasa tampoco son.

5 alimentos que no son light

  • Yogures 0%.

Lo lamentamos pero los yogures con estas características pueden tener menos grasa pero ganan en azúcar. Por tanto, si es con sabor a piña o con trozos de piña, que parece además la opción diurética perfecta, no es así, si lees la etiqueta detenidamente verás que contienen más azúcar o edulcorantes artificiales que fruta.

Por todo esto, mejor que optes por elegir uno natural y tú misma le incluyas ese toque dulce o una pieza de fruta cortada.

  • Pan integral.

Ya sea de molde, tostado o en barra, muchas veces, aunque lo ponga, no tiene nada de integral. Fíjate antes en sus ingredientes, o si lo compras en panadería pregunta abiertamente, y asegúrate de que se mencione trigo duro integral, eso te asegurará que es integral. ¿Y sobre las variantes con centeno, avena, cereales o frutos secos? ¡Haz lo mismo! Más vale darse el gusto de comer un trozo de pan normal, que comprar uno integral que no tiene el sabor y encima contiene las mismas calorías, puestas de una u otra manera.

  • Fiambre de pavo o pollo.

Uno de las reglas de toda dieta que se precie es incorporar proteínas en las comidas. Por eso, muchos optamos por tomar un poco de fiambre en el desayuno, al mediodía o en la merienda, para saciar la sensación de hambre de una forma más sana (por lo menos más sana que una bolsa de patatas o una chocolatina es). Lo que no sabemos es que los paquetes de pavo o pollo que tanto acostumbramos a comprar, tienen menos cantidad de la que suponemos del ingrediente principal. Es decir, en la etiqueta podemos observar que contiene un 65% y el resto está destinado a conservantes, almidones y sal. Por tanto, no estamos comiendo esas proteínas. Para evitarlo, es mejor fichar otras marcas que superen este contenido en pavo o pollo, tomar fruta o sustituir por el método que no falla: filetes a la plancha para comer o cenar, así ya tenemos el aporte.

  • Zumos.

Zumos sin azúcares añadidos, mezclados con verduras… Olvídalos, no tienen tantas propiedades ni tanta fibra como aquel que tú mismo prepares. Si no te queda más remedio un día, no te cortes, pero que sea natural, no concentrado, y sin azúcar.

  • Barrita sustitutivas.

Esas barrita que prometen proteínas, saciar, sustituir una comida o aportar pocas calorías no siempre son lo que parecen. Nuevamente, fíjate en la etiqueta  y mira cuantos gramos de proteína tienen, si es menos de 9 gr, vuelve a dejarlo en la estantería del super. Igual con los que tienen frutos secos, o fruta o son supuestos sustitutivos, mira el azúcar y la grasa que aporta y decide si prefieres eso o comer más sano y natural (fruta, pollo, pescado…).

Como verás, el secreto de todo reside en fijarse en las etiquetas y entender su significado. No te obsesiones con ello, pero simplemente a la hora de comprar los denominados productos light (los cuales suelen ser más caros) fíjate en:

  • Azúcar: el aporte de azúcar se considera bajo cuando éste no supera los 5 g de azúcar por 100 g de producto.
  • Grasa: es bajo en grasa cuando no supera los 5 g de grasa total por 100 g de producto.
  • Sal: se considera que tiene poca sal cuando ésta no supera los 0,3 g por 100 g de producto, o los 0,1 g de sodio.

Ante la duda, ya sabes, mejor comparar con el original y si no hay mucha diferencia, optar por el que más nos guste de sabor. Total, existen otras opciones que nos ayudan o complementan esa pérdida de peso o el cuidado de nuestra figura. ¡Contáctanos y te asesoraremos!

olvida-dietas-milagro

Dietas milagro que debes olvidar

Suele pasar que, ante un evento señalado o la llegada de un determinado periodo del año, a muchas personas les entre las prisas por adelgazar. En casos así, y cuando el tiempo juega en nuestra contra, se puede llegar a cometer el error de caer en una dieta milagro. Hoy te contamos por qué no son nada recomendables y qué dietas milagro debes olvidar para siempre. Diles un NO rotundo, existen vías más saludables para conseguir tus objetivos.

Los expertos han recalcado que seguir este tipo de dietas es peligroso para la salud, no sólo porque pueden ocasionar diversas consecuencias por la limitación de nutrientes, sino por el efecto rebote que generan. Entre estas consecuencias, que todos conocemos, están la irritabilidad, pérdida de masa muscular, ansiedad o la sobrecarga renal. Sabiendo esto, ¿de verdad compensa arriesgarse? Por no mencionar lo restrictivas que son y su incompatibilidad con la vida social.

Antes de nada, identifica una dieta milagro

Si te prometen 4 cosas: perder más de 5 kg al mes o 3 kg a la semana, sin esfuerzos, sin riesgos y sin efecto rebote… ¡Huye!

Dietas milagro de las que huir

Si te ves tentada por seguir alguna de estas dietas que te presentamos, piénsatelo, da media vuelta, pide hora con un especialista y no mires atrás.

  • Pastillas milagro. Esa dieta en la que se atiborran de pastillas sin prescripción médica con el fin de perder peso, suprimir el apetito, acelerar el metabolismo o absorber grasas no es de fiar. Aunque es cierto que cuando uno se pone a dieta, el profesional puede mandar algún tipo de complemento natural, éste está más orientado a suplir carencias nutricionales o ejercer un efecto depurativo que elimine toxinas de forma natural.
  • Dietas cetogénicas. Se basan en inducir la cetosis, que es un estado metabólico que se produce cuando hay carencia de hidratos de carbono, obligando así al metabolismo a obtener la energía de los lípidos. Olvídate de ellas, porque pueden generar efectos adversos como dolor de cabeza, estrés, ansiedad o estreñimiento.
  • Dietas a base de zumos. Vale que los zumos, en función de los alimentos empleados, pueden ser depurativos y aportarnos un montón de vitaminas. Pero una cosa es tomarnos uno de vez en cuando, y otra alimentarnos a base de ellos durante días enteros. Las frutas y hortalizas, si son ingeridas trituradas, hacen que omitamos la masticación, por lo que el proceso digestivo se ve dañado y puede provocar un aumento de la sensación de hambre. Además, puede conducir a la pérdida de masa muscular. Nuestro organismo también necesita proteínas.
  • Dietas de un único alimento. Si durante días tienes que comer un mismo alimento, olvida esa dieta. No, un único ingrediente no va a depurar el organismo, todo lo contrario.

La alternativa a las dietas milagro

Mantener un peso saludable, o mejorar la figura, requiere de constancia y esfuerzo, llevando un estilo de vida activo y saludable. Pero para nada debe ser fuente de sufrimiento, grabémoslo en nuestra cabeza. Para cumplir tus objetivos mejor opta por:

  • Acudir a un especialista para que te asesore y haga un seguimiento que le permita evaluar la evolución.
  • Hacer 5 comidas al día.
  • Renunciar a grasas y azúcares. También incluimos la preparación de fritos, rebozados, o la incorporación de alimentos ya procesados.
  • Comer de todo, en su medida, e incrementar el consumo de frutas y verduras.
  • Hacer ejercicio porque no solo ayuda a quemar calorías, sino que despeja la mente y nos hace sentir mucho mejor.
  • Si se trata de una zona específica, o quieres darle un empujoncito al proceso, puedes recurrir a tratamientos localizados. Pero ojo, que estos estén avalados, sean seguros y eficaces. Busca el asesoramiento de un equipo profesional.

Por último, la mejor recomendación que te podemos dar sobre dietas milagro, o no milagro, es que te mires al espejo, veas todo lo que tienes y todo lo que vales, te saques partido y no te obsesiones, todo llegará. Quiérete, respeta tu cuerpo, ten confianza y no desistas.

¿Has realizado alguna vez una dieta milagro?