Listado de la categoría: Belleza

belleza natural

En belleza, lo natural se lleva

Lo natural sigue pisando fuerte y cada vez es una tendencia, tanto en estética como en belleza, más mayoritaria. El secreto de esta belleza natural es resaltar los puntos positivos de la piel, tanto con maquillaje parecido al tono de piel y poco cargado, como con tratamientos estéticos y productos de cuidado ecológicos. Te contamos cómo conseguir tu look natural perfecto.

Nude, ¿cómo acertar con el tono?

Existen los tonos conocidos como “nude” que son los más naturales aunque, claro, estos pueden abarcar desde un rosa claro, un beige o un tierra poco intenso. La clave consiste en elegir el más similar a tu tono de piel para así conseguir esa sensación de naturalidad y efecto cara lavada.

Maquillaje nude, ¿por dónde empezar?

Un maquillaje nude se caracteriza por dar a la piel todo el protagonismo, resaltando esos puntos positivos de nuestro rostro. Por lo tanto, es muy importante mantener la piel muy cuidada, hidratada y libre de impurezas.

A la hora de maquillaje, empieza eligiendo una base neutra que unifique, usándola especialmente en la zona de ojeras, manchas o marcas en la piel. Encima pon unos polvos de un total natural para fijar la base. En cuanto al colore, evita los excesos y apuesta por tonos más suaves como el rosado, dorado o melocotón.

Otro aspecto importante son los ojos, en los cuales se deben aplicar sombras suaves y bien difuminadas, y prescindir del eyeliner. En cuanto al rimmel, puedes utilizar uno transparente.

Los labios, ¿de qué color?

Escoge un tono lo más similar posible al de tus labios y evita que sea mate para que el labial aporte un acabado de labios hidratados. Puedes aplicar un poco de brillo en la zona central para dar más volumen e iluminar esa zona.

Las uñas también se suman a lo natural

No pueden faltar unas uñas cuidadas y naturales para completar el look. Elige colores suaves como rosas claros o porcelana. Para completarlo,hidrata cutñiculas y manos para ofrecer un aspecto de suavidad. Si deseas un acabado perfecto, te recomendamos nuestra manicura Trind Beauty, con productos libre de tóxicos y sin irritantes para proteger al máximo la salud de la uña.

No olvides el tratamiento para una piel perfecta

Como antes hemos mencionado, es importante mantener el rostro cuidado, centrándonos en eliminar imperfecciones, hidratar, calmar irritaciones e igual el tono. Para ello, y siguiendo una línea ecológica, en nuestros centros encontrarás diversos tratamientos faciales ecológicos en los que se emplean producto formulados con agua termal pura, no comedogénicos, hipoalergénicos y sin ingredientes nocivos. Por tanto, son aptos para todo tipo de pieles y, gracias a sus innovadoras fórmulas, consiguen tratar las arrugas, eliminar acné, calmar las pieles más sensibles e hidratar de forma profunda la piel. No dudes en solicitar cita o más información llamando al 935 190 200 o en cualquiera de nuestros centros.

¡Resalta tu belleza natural y siéntete mejor que nunca!

alimentos bronceado

Alimentos para un bronceado duradero

Un buen plan de alimentación, así como el adecuado uso de productos y cuidado de la piel, es fundamental cuando queremos prolongar ese tono tan bonito y saludable que hemos cogido durante el verano. Te contamos el secreto para conseguirlo.

La alimentación y el bronceado de la piel

El proceso de bronceado comienza con la acción de la radiación ultravioleta sobre la superficie cutánea. En ese tiempo, el organismo estimula a los melanocitos para que sinteticen melanina, la cual nos protege de la oxidación de las células y es el motivo por el que la piel se broncea.

Además de cuidar nuestra salud, hay ciertos alimentos que ayudarán a potenciar el bronceado, así como colaborar en el proceso de hidratación y protección de la piel.

¿Qué comer para tener un bronceado duradero?

Es importante incorporar a nuestra dieta una combinación equilibrada de alimentos que contengan:

  • Las vitaminas A, E y C neutralizan los radicales libres formados por la radiación solar y esto ayuda a reparar los daños ocasionados en la piel.
  • Ácidos omega 3. Estos ácidos grasos reducen los procesos inflamatorios de la piel, fomentan la hidratación y la elasticidad.

Sabiendo esto, podemos optar por alimentos como:

  • Zanahoria. Quizás uno de los alimentos estrella cuando nos preparamos para el verano y también cuando se termina. Su alto contenido en becataroteno y vitamina A favorece un bronceado sano y estimulan la melanina. Para absorber mejor sus propiedades, procura incorporarla en crudo o tomarla en zumo.
  • Pescado azul (atún, sardinas…). Ayudan a hidratar la piel y son perfectos como segundo plato en tus comidas.
  • Frutas: kiwi, naranja, fresa, sandía, papaya… Al ser ricos en vitamina C, ayudan a mantener la flexibilidad de la piel.
  • Frutos secos: nueces, almendras… Su contenido en magnesio actúa como filtro con los rayos UV.

Además de estos cambios en la dieta, no debemos olvidarnos de:

  • Hidratación. Una piel hidratada es clave para evitar la descamación. Para ello, realiza un tratamiento estético que aporte a tu dermis aquellos nutrientes y repare los daños causados.
  • A pesar de que pensemos que una limpieza profunda acabará con el bronceado, es recomendable (y muy necesario) eliminar las impurezas acumuladas durante este tiempo. Además de limpiar, proporcionará luminosidad al rostro.
  • Protección. No olvides proteger la piel antes y después de la exposición al sol. El aftersun es fundamental a la vuelta, pues que hidrata, calma la piel y ayuda a alargar el bronceado.

Repara los daños ocasionados este verano a la vez que alargas el bronceado de tu piel con nuestros tratamientos estéticos y cosméticos. Acércate a tu centro Maria Padilla más cercano y te asesoraremos.

trataientos verano

6 tratamientos que cambiarán tu verano

El calor, la exposición al sol, la sal o el cloro, las noches de poco descanso, las comilonas… Aunque el verano es una época de alegría pura, también puede tener sus consecuencias en nuestra piel y cuerpo. Hoy te proponemos 6 tratamientos para 6 problemáticas típicas en estos meses que repararán los daños ocasionados y resaltarán tu belleza natural.

  1. Cutis seco = Jonzac Rehydrate

Cuando las temperaturas superan los 30 grados, sumado a la constante exposición al sol y otros factores externos, la piel del rostro se resiente y comienza a ponerse blanquecina, escamarse o agrietarse. Como solución a esta problemática es recomendable un tratamiento de rehidratación. En este caso, el tratamiento facial ecológico Jonzac Rehydrate es apto para todo tipo de pieles, hidrata de forma natural la piel, aporta flexibilidad y comodidad, evita la evaporación del agua y mantiene ese efecto a largo plazo.

  1. Cutis irritado = Sensiplus

La humedad, el cloro o la sal puede ocasionar la aparición de rojeces o irritaciones en el rostro, especialmente en aquellas personas que tengan la piel sensible. El tratamiento Sensiplus calma la excitabilidad de las terminaciones nerviosas, aisla la piel de agresiones externas y ayuda a retener la humedad .

  1. Arrugas = Hyaluronic

El sol favorece y provoca la aparición de arrugas en la piel, especialmente en zonas más delicadas como el contorno de ojos. Para evitarlo, es importante utilizar a diario protección solar así como aportar nutrientes necesarios con un tratamiento específico. En el caso del tratamiento Hyaluronic, está especialmente formulado para reducir el envejecimiento de la piel mediante el uso de los 3 tipos de ácido hialurónico existentes que actúan en todas las capas de la piel. Desde la primera sesión, las líneas de expresión se ven difuminadas, la arruguitas rellenadas y la piel más tersa y firme.

  1. Retención de líquidos o celulitis = Superdren

El cambio de alimentación, las cervecitas o el cambio de ambiente, puede provocar hinchazón y aumento de la celulitis. El tratamiento Superdren está indicado para mejorar el aspecto de la piel y es muy eficaz contra la celulitis resistente. Al ser un tratamiento manual, es muy agradable de recibir, y mejora la circulación a la vez que drena, depura y disuelve los nódulos de grasa.

  1. Cutis apagado = Energy Vitamin

Entre las salidas, los hábitos, la sequedad por la exposición al sol, puede parecer que el rostro está sin brillo, apagado y con aspecto cansado. Para cambiar esto, el tratamiento Energy Vitamin libera de forma progresiva en todas las capas de la piel un coctel de vitaminas (A, E y C) para reducir las líneas de expresión, mejorar la textura de la piel y aportar una luminosidad increíble.

  1. Uñas quebradizas = Trind Repair

Otro de las problemáticas del verano son las uñas que se parten, tienen grietas o están blanquecinas. Entre los motivos para que esto suceda se encuentran el cloro, la sal, la utilización previa de uñas de gel, los esmaltes permanentes… El tratamiento Trind Repair recompone las fibras de la uña y la hidrata para hacerla más resistente.

 

No dudes en pedir un diagnóstico gratuito llamando al 935 190 200 y nuestro equipo te asesorará sobre el tratamiento más adecuado para ti. ¡Cambia tu verano con nuestros tratamientos estéticos!

piel luminosa verano

Conseguir una piel luminosa en verano

Si hace poco hablamos de la aparición de brillos en verano, especialmente en pieles grasas, hoy queremos tratar el caso contrario, también muy habitual en esta época: la piel opaca.

Fruto del estrés, la exposición al sol o determinados hábitos como fumar o una mala alimentación, unidos a una higiene deficiente o a la no aplicación de cuidados específicos para el tipo de piel, ocasiona que nuestra piel pueda llegar a perder la luminosidad. No nos olvidemos tampoco de que con la edad, vamos perdiendo la capacidad de eliminar las células muertas que se acumulan en la dermis y el ritmo de renovación celular, por lo que acumulamos más en la epidermis y esto impide una correcta regeneración o la penetración de los productos que aplicamos. Como resultado, tenemos un aspecto más envejecido y triste.

Libera las células muertas

Es fundamental que el primer paso hacia una piel más luminosa sea realizar exfoliaciones de forma frecuente para eliminar esas células muertas. A la exfoliación corporal, hay que añadir el peeling facial, tan necesario para estimular la renovación celular, proteger la piel, eliminar impurezas, mejorar la acción de los productos de cuidado, y aportar suavidad y luminosidad.

Es importante no excedernos en el peeling o la limpieza facial. Si estos se realizan en un centro de estética, bastará con una vez al mes o cada 15 días, en función de lo que aconseje el profesional. En casa, al ser menos intenso, se puede realizar exfoliaciones de forma regular (1-2 veces por semana), siempre con productos suaves para evitar irritar la piel o dejarla desprotegida.

Tratamiento para una piel luminosa

La solución para la piel opaca y envejecida reside en un tratamiento revitalizante, como es el caso de Energy Vitamin, el cual, gracias a la utilización de vitaminas, consigue:

  1. Luminosidad y vitalidad instantánea.
  2. Mejorar el tono cutáneo y aportarle uniformidad.
  3. Disminución de las arrugas más finas.
  4. Protección frente a las agresiones externas.
  5. Mayor firmeza.

Este tratamiento puede realizarse combinado con radiofrecuencia que, combinado con una combinación equilibrada de vitaminas A, E y C vectorizadas, incrementan el aporte de nutrientes a la piel y consigue un tono más saludable desde la primera sesión.

Es un tratamiento que puede ser aplicado de forma regular, o también previo a ocasiones especiales en las que queremos una piel deslumbrante. Además, es recomendable seguir un tratamiento especifico y cuidados en casa para potenciar el efecto y duración.

Devuelve la juventud y luminosidad perdida a tu rostro con Energy Vitamin. Pide tu cita en el 935 190 200.

piel después del sol

Cuidar la piel después de tomar el sol

Irse de la playa, llegar a casa, darnos una ducha, ponernos algo fresquito y a continuar. Estos suelen ser los pasos que la mayoría damos tras un día de playa (o de piscina) pero, ¿no crees que se nos olvida algo?

Siempre nos centramos en la importancia de proteger nuestra piel de la exposición solar, hablamos de los factores solares, de cómo aplicar la crema, pero nos olvidamos de que el cuidado de la piel es algo continúo y que, cuando termina la exposición, es necesario seguir cuidándola y protegiéndola. Y más cuando se ha podido ver dañar y presentar sequedad, rojeces, irritaciones o, en el peor de los casos, quemaduras.

Pasar el día en la playa o en la piscina provoca cambios en la estructura de la piel debido a que la mezcla de sol y sal o cloro causan deshidratación y, por lo tanto, sequedad. Si a esto le sumamos una escasa protección, la radiación solar ocasiona daños inmediatos en forma de enrojecimiento o quemadura. Dada esta situación, es necesario que después de la jornada devolvamos a nuestra piel tanto su confort como su correcto funcionamiento.

Cuidados después de un día de playa o piscina

Una vez llegamos a casa y nos metemos en la ducha debemos tener el objetivo de recuperar la función de barrera de la piel a través de la reparación e hidratación.

  • Una vez en la ducha, limpia en profundidad la piel para eliminar sal, lociones, arena, cloro… Hazlo con un jabón suave, hidratante, y con la ayuda de una esponja para que arrastre todas estas sustancias.
  • Utiliza un exfoliante suave que elimine células desvitalizadas y otras impurezas.

Tras estos pasos de limpieza, procederemos a la hidratación:

  • Para el cuerpo, es importante escoger una crema corporal con un alto poder de hidratación y regeneración celular. En este caso, puedes optar por una crema aftersun o una crema extra nutritiva.
  • Para el rostro, utiliza una específica para esta zona y otra para el contorno de ojos. Si tienes la cara un poco colorada, apuesto por crema con efecto calmante, como aquellas que contienen aloe vera.

¿Son necesarias las cremas aftersun?

Sí. Y a pesar de las creencias de que los aftersun solo se utilizan cuando hay quemadura, se debe usar de forma regular tras exponernos al sol.

Este tipo de cremas suelen contener sustancias calmantes como la menta o el aloe vera, además de enoxolona, una sustancia con efectos antiinflamatorios. Por esto, son recomendadas tras una jornada de playa, de piscina o incluso de caminata por el bosque.

El aftersun debe extenderse de manera uniforme por el cuerpo, no es aconsejable abusar de él (utilízalo los días de playa y los días siguientes) y, como todo producto, no es recomendable usarlo de un año a otro puesto que va perdiendo sus propiedades una vez abierto.

¿Y si me he quemado?

Lo más importante es consultar con un médico, especialmente si se producen ampollas o la zona duele mucho.

En cuanto a las cremas, evita aquellas que contienen benzoncaína o lidocaína, o aquellas que no hidraten. Se puede utilizar el aftersun pero su efecto será limitado si la quemadura es algo grave. En cambio, se puede utilizar cremas ricas en aloe vera, vitamina C y E, puesto que además de aliviar la zona, contribuirán a la regeneración de la piel.

Una piel cuidada es una piel bonita, joven y sana. ¡No olvides tus rituales de belleza y evitarás daños futuros en la piel!