Listado de la categoría: Verano

piel después del sol

Cuidar la piel después de tomar el sol

Irse de la playa, llegar a casa, darnos una ducha, ponernos algo fresquito y a continuar. Estos suelen ser los pasos que la mayoría damos tras un día de playa (o de piscina) pero, ¿no crees que se nos olvida algo?

Siempre nos centramos en la importancia de proteger nuestra piel de la exposición solar, hablamos de los factores solares, de cómo aplicar la crema, pero nos olvidamos de que el cuidado de la piel es algo continúo y que, cuando termina la exposición, es necesario seguir cuidándola y protegiéndola. Y más cuando se ha podido ver dañar y presentar sequedad, rojeces, irritaciones o, en el peor de los casos, quemaduras.

Pasar el día en la playa o en la piscina provoca cambios en la estructura de la piel debido a que la mezcla de sol y sal o cloro causan deshidratación y, por lo tanto, sequedad. Si a esto le sumamos una escasa protección, la radiación solar ocasiona daños inmediatos en forma de enrojecimiento o quemadura. Dada esta situación, es necesario que después de la jornada devolvamos a nuestra piel tanto su confort como su correcto funcionamiento.

Cuidados después de un día de playa o piscina

Una vez llegamos a casa y nos metemos en la ducha debemos tener el objetivo de recuperar la función de barrera de la piel a través de la reparación e hidratación.

  • Una vez en la ducha, limpia en profundidad la piel para eliminar sal, lociones, arena, cloro… Hazlo con un jabón suave, hidratante, y con la ayuda de una esponja para que arrastre todas estas sustancias.
  • Utiliza un exfoliante suave que elimine células desvitalizadas y otras impurezas.

Tras estos pasos de limpieza, procederemos a la hidratación:

  • Para el cuerpo, es importante escoger una crema corporal con un alto poder de hidratación y regeneración celular. En este caso, puedes optar por una crema aftersun o una crema extra nutritiva.
  • Para el rostro, utiliza una específica para esta zona y otra para el contorno de ojos. Si tienes la cara un poco colorada, apuesto por crema con efecto calmante, como aquellas que contienen aloe vera.

¿Son necesarias las cremas aftersun?

Sí. Y a pesar de las creencias de que los aftersun solo se utilizan cuando hay quemadura, se debe usar de forma regular tras exponernos al sol.

Este tipo de cremas suelen contener sustancias calmantes como la menta o el aloe vera, además de enoxolona, una sustancia con efectos antiinflamatorios. Por esto, son recomendadas tras una jornada de playa, de piscina o incluso de caminata por el bosque.

El aftersun debe extenderse de manera uniforme por el cuerpo, no es aconsejable abusar de él (utilízalo los días de playa y los días siguientes) y, como todo producto, no es recomendable usarlo de un año a otro puesto que va perdiendo sus propiedades una vez abierto.

¿Y si me he quemado?

Lo más importante es consultar con un médico, especialmente si se producen ampollas o la zona duele mucho.

En cuanto a las cremas, evita aquellas que contienen benzoncaína o lidocaína, o aquellas que no hidraten. Se puede utilizar el aftersun pero su efecto será limitado si la quemadura es algo grave. En cambio, se puede utilizar cremas ricas en aloe vera, vitamina C y E, puesto que además de aliviar la zona, contribuirán a la regeneración de la piel.

Una piel cuidada es una piel bonita, joven y sana. ¡No olvides tus rituales de belleza y evitarás daños futuros en la piel!

bronceado sano

Bronceado sano, bonito y duradero este verano

Ya sea más, o menos, a todos nos gusta estar bronceados en verano y es que, cuando tenemos buen color, nos vemos más favorecidos, más guapos, las prendas y sus colores nos sientan mejor, incluso tenemos la sensación de que nuestra piel está más firme y lisa. Pero, ante todo, siempre es importante que este bronceado sea sano, respete nuestra piel y sea uniforme. De lo contrario, solo obtendremos una piel roja, agredida y con irregularidad poco favorecidas (por no hablar de las manchas, las arrugas o los poros dilatados símbolo del fotoenvejecimiento). Para evitar esto último, hay ciertos hábitos que no podemos saltarnos.

1. Preparar la piel

Una semana antes, exfolia cuerpo y rostro con un producto específico y suave, que no dañe ni produzca irritaciones en la piel. Aprovecha también los beneficios de los alimentos, especialmente aquellos ricos en betacarotenos y ácidos grasos puesto que ayudan a activar la melanina y potencia la pigmentación. Entre estos, se encuentran la zanahoria, el mango, la papaya, la calabaza, espinacas, el atún o los tomates.

2. Evitar la mala aplicación

Es obligatorio el uso de protector solar pero, si éste no es bien aplicado, no sirve de nada porque la filtración y protección se pierde. El protector debe extenderse generosamente primero sobre la piel seca, antes de salir de casa, para después volver a repetirlo media hora antes de exponernos al sol. No hay que olvidar aplicarlo por todas partes, para evitar un bronceado irregular, y hacer hincapié en esas zonas más olvidadas como son los labios, los pies y las manos. A partir de ese momento, hay que repetir la aplicación cada hora o dos horas, en función del fototipo de tu piel. Puedes conocer más sobre tu fototipo en este artículo.

3. Precaución los primeros días

Sea cual sea tu tipo de piel y fototipo, durante los primeros días de exposición es aconsejable un SPF de 50. Controla de igual modo el tiempo que permaneces al sol. Más vale un bronceado progresivo, que no daños en la piel desde el primer día.

4. Ojo con excederse

Al igual que un bronceado comedido nos sienta bien, el exceso de sol ocasiona un color excesivo. A parte de esto, piensa en las manchas, la deshidratación o la flacidez que puede provocar. Recuerda, el sol es el primer degradantes de colágeno y éste vamos perdiéndolo ya solo por cumplir años. No aceleremos procesos y llega al color deseado poco a poco, sin ser excesivos.

5. Desterrar falsos mitos

Con fotoprotección el bronceado se producirá más lentamente pero se consigue. A cambio de esta paciencia, lograremos un color bonito y duradero, mejor calidad de piel y mayor prevención ante manchas, arrugas, flacidez, etc.

6. No bajar la guardia

Aunque hayamos conseguido el tono que deseamos, no dejemos el fotoprotector a un lado. Sí podemos disminuir el factor, pero nunca por debajo del FPS 30. Lo mismo en los días nublados o a última hora de la tarde.

7. No saltarse el post-exposición

Tras la exposición solar, es muy importante hidratar la piel. Esto no solo repara los posibles daños ocasionados a nivel superficial o celular, sino que es una ayudita extra para realzar el bronceado. Para ello, existen los conocidos after sun, o productos como las mascarillas frías.

Este verano consigue un bronceado, ante todo, sano. Recuerda que en nuestros centros ponemos a tu disposición diversos tratamientos y productos que ayudarán tanto a preparar tu piel como a protegerla, calmarla y equilibrarla. Consúltanos llamando al 935 190 200 o acercándote a cualquier de nuestros 6 centros en Barcelona.

rutina de belleza en verano

Rutina de belleza en verano: 6 pasos para estar estupenda

Tener una piel sana, con un toque de color y luminosa no es nada complicado. Para ello, sólo debemos tener una rutina de belleza que vaya cambiando con las épocas del año, ser constantes y aplicar los productos adecuados para nuestro tipo de piel.

Ahora que el verano ya está aquí y, con él, las vacaciones, no descuides tus cuidados y así evitarás daños e imperfecciones cuando cuando acabe esta época. Para ayudarte en ello, te ofrecemos una rutina de belleza especial. ¡Comienza hoy mismo y luce una piel estupenda!

Rutina de belleza especial para el verano

Ahora que sudamos más, la piel tiende a verse más grasienta, con brillos e imperfecciones. Si a eso le sumamos la sequedad que produce la exposición al sol, el cloro o el agua de mar, ya tenemos la combinación para no ver nuestro rostro del todo bien. Esta rutina por tanto se centrará en lograr una limpieza intensiva y una piel luminosa que evite el uso diario del maquillaje.

Paso 1. LIMPIAR EN PROFUNDIDAD

Es importante una buena limpieza para mantener un cutis fresco y libre de imperfecciones. Por eso, es aconsejable una buena limpieza por la mañana y por la noche.

Comienza limpiando tus rostro y cuello con agua fría y una jabón neutro. En función de tu tipo de piel, puedes sustituir este producto por un limpiador específico. A continuación, aplica agua micelar (ideal para todo tipo de pieles) y tónico. Estos productos eliminarán los restos de maquillaje, polución y otro tipo de suciedad. Si te vas de viaje y queda poco espacio en tu maleta, puedes sustituir estos productos por unas toallitas desmaquillantes.

Paso 2. CONTORNO DE OJOS

Este paso es el gran olvidado de las rutinas de belleza pero es fundamental ya que en esa zona la piel es más susceptible a sufrir los signos del envejecimiento. Aplica la crema sobre el contorno de ojos con suaves movimientos circulares y acaba realizando ligeras presiones.

Paso 2. EL SERÚM

El serúm posee una mayor concentración de activos, por lo que es uno de los productos imprescindibles. Aplícalo sobre rostro y cuello realizando movimientos circulares, y siempre desde el interior al exterior. Es un producto que cunde muchísimo, ya que solo necesitas unas 3 gotas en cada aplicación.

Paso 4. CREMA HIDRATANTE

Tras dejar actuar unos segundo el serúm, es momento de extender sobre el rostro  la crema hidratante. Ésta puedes elegirla según las necesidades de tu piel (impurezas, firmeza, antiarrugas…). Al igual que todos los productos anteriores, hazlo con suaves movimientos circulares. Por la noche, escoge una crema específica para ese momento ya que contienen sustancias reparadoras y activa la regeneración celular de la piel.

Paso 5. PROTECTOR SOLAR

Por la mañana, no olvides completar esta rutina con una crema de protección solar. Existen muchas hidratantes que ya lo contienen (procura que el FPS sea superior a 30) y sino, adquiere una para el rostro.

Paso 6. MAQUILLAJE

Esto es a elección de cada uno pero en verano, es mejor optar por bases más fluidas así como por polvos matificantes para evitar la incomoda sensación de los brillos. Sigue la rutina que lleves a cabo siempre pero con menos cantidad, tu piel va cogiendo color y es el momento perfecto para lucir un rostro natural.

¿Puede hacer algo más a lo largo del día? ¡Claro!

  • Si notas tu piel algo irritada o seca, aplica un poco de agua termal para refrescar e hidratar.
  • No olvides hidratar los labios.

Un último consejo

Antes de comenzar esta nueva rutina, te recomendamos realizar una limpieza facial en profundidad como Detoxcell. Esto ayudará a arrastrar todas las impurezas acumuladas y a empezar los nuevos cuidados con el rostro ya preparado para absorber todas las propiedades de cada producto. Además de esto, recuerda exfoliar tu piel de forma regular para un buen mantenimiento.

¡Qué disfrutes del verano!

alimentos depurativos

Alimentos depurativos, ¿cuáles y cuándo tomarlos?

Las vacaciones, las noches de terrazas o, simplemente, el calor del verano pueden llegar a hacernos sentir más hinchadas y pesadas, al mismo tiempo que hacernos sumar algún kilo de más. Por eso, y para irnos preparado y ayudarnos a sentirnos mejor es bueno llevar a cabo una serie de cuidados durante toda esta época como es el caso de incorporar alimentos depurativos en nuestra dieta. Éstos nos ayudarán a eliminar toxinas, a compensar los posibles excesos que hagamos y a sentirnos más livianas. ¡Toma nota de nuestras recomendaciones!

Alimentos depurativos, ¿cuáles no pueden faltar?

  • Limón. Se trata de uno de los alimentos más beneficiosos por su gran aporte de vitaminas y minerales. Si no sabes como incorporarlo, puedes tomarlo diluido en un vaso de agua. Así ayudarás a estimular hígado y vesícula para digerir grasas y eliminar toxinas.
  • Remolacha. Además de eliminar toxinas por su alto contenido en potasio, tiene pocas grasas, mucha fibra y protege la piel gracias a su vitamina A. Pruébala en crudo en ensalada o en batidos refrescantes.
  • Brócoli. Las crucíferas como el brócoli tienen efectos antioxidantes y aportan fibra y vitamina C. Una opción es combinarlo con col para así potenciar el efecto quema grasas.
  • Arándanos. Por su alto contenido en vitamina C y en pigmentos naturales ayuda a nuestro sistema inmunológico y a las defensas del organism
  • Aguacate. Es una fuente de antioxidantes debido a su alto contenido en vitamina E, vital para mantener las células jóvenes y evitar el envejecimiento de la piel. Consúmelo con moderación puesto que contiene bastantes kcal.
  • Yogurt. Los yogures frescos están llenos de probióticos, que son microorganismos vivos que permanecen activos en el intestino y ejercen la labor fundamental de regularnos. Procura comprarlos naturales y desnatados. Una opción es incorporarlo en la merienda junto con una pieza de fruta.
  • Legumbres. Gracias a su aporte de hidratos de carbono complejos y fibra son muy depurativas y regulan el tránsito intestinal. En esta época, prepara una fresquita ensalada con lentejas, garbanzos o alubias y aprovecha todas sus propiedades.
  • Ajo. Este ingrediente que se puede incorporar a muchos platos activa las enzimas del hígado para eliminar toxinas de la sangre de forma más activa.
  • Sésamo. Las semillas de sésamo contribuyen a proteger las células del hígado del daño que determinadas sustancia pueden causar como, por ejemplo, de las bebidas alcohólicas.
  • Manzana. Mejor comerla sin pelar puesto que su piel contiene una gran cantidad de sustancias antioxidantes como los flavonoides y vitamina C que hacen frente a los radicales libres.
  • Tomate. Un alimento rico en licopenos y, por tanto, tiene propiedades antioxidantes y neutraliza los radicales libres. Acompáñalo de una grasa beneficiosa como es un chorrito de aceite de olvida para potenciar la absorción de sus nutrientes.
  • Sandía. Además de ser hidratante, contiene vitamina C y A, potasio, magnesio y compuestos químicos vegetales protectores, como el licopeno y el beta-caroteno. El licopeno ayuda a detener el daño que los radicales libres producen en las células.

Además de estos alimentos, no olvides durante el verano…

  • Beber agua. Asegúrate de beber unos 2 litros de agua para ayudar a los riñones a eliminar las sustancias de desecho y también para mantener órganos y piel bien hidratados.
  • Reducir el consumo de sal, azúcar y alcohol. Evita la retención de líquidos y el aumento del peso.
  • Beber té verde. Esta variedad es fuente de antioxidantes y previene el envejecimiento prematuro de la piel, así como disminuye los niveles de glucosa. Puedes prepararlo en frío y llevártelo donde necesites.
  • Caminar. Activar el cuerpo te ayuda a mantener el peso, liberar estrés y dormir mejor en las noches de verano. Procura hacerlo cada día e ir a paso ligero para que sea más efectivo.
  • Un masaje drenante te ayudará a sentirte menos pesada e hinchada y a movilizar el metabolismo para eliminar líquidos.

Este año, disfruta del verano de forma saludable con alimentos ricos y beneficiosos para tu salud. Si necesitas una ayuda extra, no dudes en acercarte a nuestros centros y conocer nuestra amplia carta de masajes y de tratamientos drenantes. ¡Siéntete bien!

eliminar los flancos

Eliminar los flancos, ¿por dónde empezar?

Más conocidos como flotador o rollitos, los flancos son esa grasa acumulada alrededor de la cintura que tanto cuesta eliminar y que sobresale de un pantalones de tiro bajo, cuando nos ponemos un bikini o una simple camiseta ajustada. Esa zona concreta, se considera una de las partes más frecuentes donde se acumula esa grasa rebelde de la que tanto hablamos y que, a pesar de dieta y ejercicio, no termina de irse del todo.

Esta grasa acumulada en la cintura es generada, entre otras causas, por la genética, la alimentación incorrecta o la falta de actividad física. Sí, este último aspecto tienen mucho que ver en los flancos, puesto que la ausencia de ejercicio durante mucho tiempo hace que estos se hagan permanentes y su eliminación sea más compleja y lenta.

Si uno de tus objetivos es acabar con esos flotadores en la cintura, es importante que, antes de nada, seas constante en el tratamiento y que tu caso sea evaluado por un especialista. Para ello, no dudes en solicitar un diagnóstico gratuito en cualquiera de nuestros centros.

Tratamientos para eliminar los flancos

La llegada de los días cálidos acelera nuestras ganas de eliminar los flancos de forma rápida, puesto que en nada ya tendremos el bañador puesto o los vestidos más ligeros. Por ello, son muchos los pacientes que atendemos para darles una solución que aporte resultados a corto-medio plazo, complementados con una pautas alimenticias y un tratamiento en casa.

En Maria Padilla aplicamos los últimos avances en cosmética combinados con la tecnología más innovadora para conseguir resultados rápidos y duraderos en la eliminación de la grasa localizada. En el caso de los flancos, te recomendamos:

  • Ondas de choque: Este tratamiento combina la acción de las tres ondas de choque para reducir grasa localizada, tanto superficial como profunda, consiguiendo reducir la circunferencia de la zona. La piel se ve más lisa y uniforme, actuando también sobre la posible flacidez. Está especialmente indicado para zonas de grasa localizada resistente y es una técnica indolora, sin efectos secundarios y con grandes resultados en muy poco tiempo.
  • Ultracavitación médica: Este innovador tratamiento emplea ondas ultrasónicas de baja frecuencia que destruyen las células adiposas, transformando la grasa en sustancia líquida para ser eliminada por el cuerpo de forma natural. Actúa sobre zonas difíciles, es indolora y los efectos se notan de forma inmediata.
  • Lipo láser médico: Combina 3 técnicas revolucionarias aplicadas en un mismo tratamiento que actúan de forma segura y efectiva sobre la membrana adipocitaria, provocando estímulos que favorecen la eliminación de grasa. Además, elimina imperfecciones y piel de naranja. Los resultados son visibles desde la primera sesión con reducciones de 1 a 4cm.

Las sesiones indicadas de estos tratamiento dependerán siempre del volumen de grasa a tratar, así como de otros aspectos como el estilo de vida. Por eso, en los centros Maria Padilla personalizamos todos nuestros programas reductores a cada uno de nuestros clientes. Solicita ahora tu diagnóstico gratuito llamando al 935 190 200 y empieza a eliminar los flancos de forma efectiva.