Listado de la categoría: Verano

detectar el fotoenvejecimiento

¿Cómo detectar el fotoenvejecimiento?

No sólo el paso de los años inciden sobre nuestra piel y aspecto, sino que otros factores pueden también degenerar los tejidos, acelerando el proceso de envejecimiento y provocando la aparición de imperfecciones en la piel.

Pese a que existen daños externos como la polución o el clima que escapan fuera de nuestro control (pero no del cuidado de nuestra piel), existen otros ante los que sí podemos actuar y prevenir las posibles alteraciones ocasionados en la piel. Este es el caso de la exposición solar, que realizada de forma continuada y sin protección previa y posterior, desencadena en lo que conocemos como fotoenvejecimiento, y todas las consecuencias de este proceso.

El fotoenvejecimiento es un proceso que comienza desde temprana edad, incluso en edades prematuras si no se toman precauciones ante la exposición solar, y afecta a todos los tipos de pieles y fototipos. Este término se asocia más al concepto de “piel envejecida” y es independiente al envejecimiento biológico de la piel. Por lo tanto, puede ser evitable.

Detectar el fotoenvejecimiento

Los signos asociados al fotoenvejecimiento y que, por tanto, nos indican un daño producido en la piel, son:

  • Cambios en la tersura de la piel, apareciendo flacidez en mayor o menos medida.
  • Cambios pigmentarios, ya sea en forma de manchas o en la aparición de una tonalidad amarilla de la piel.
  • Aparición de arañas vasculares.
  • Cambios en la textura, dando a la piel una apariencia rugosa.
  • Pérdida de luminosidad.
  • Aumento de poros abiertos.

Cómo prevenir o frenar el fotoenvejecimiento

Envejecer es inevitable, todos lo sabemos, pero siempre está en nuestra mano tomar medidas a tiempo para retrasar este proceso.

El estudio de las características morfológicas y fisiológicas de la piel fotoenvejecida permite que en la actualidad existan tratamientos estéticos y médico-estéticos destinados a solucionar las consecuencias de la exposición solar en la piel. Por ejemplo, sabemos que el fotoenvejecimiento produce una disminución considerable del colágeno o que la piel presenta células inflamatorias. Por eso, antes de comenzar un tratamiento es importante conocer las características de la piel, y si se va a efectuar en modo preventivo o para solución de la problemática.  Cual sea la vía escogida, todos los tratamiento irán destinados a recuperar y mantener el buen estado de la piel.

Los centros Maria Padilla cuentan con innovadores tratamientos faciales para una solución integral: revertir las lesiones provocadas por el fotoenvejecimiento y proteger la piel frente a lesiones externas. Entre ellos podrás encontrar los destinados a eliminar manchas faciales, unificar el tono de la piel, aportar luminosidad e hidratación, restaurar el colágeno perdido y la tersura de la piel, o difuminar líneas de expresión.

Recuerda que la aplicación diaria de un protector solar con SPF de 15 (en invierno) o más de 30 (en primavera y verano) en las zonas vulnerables al fotoenvejecimiento (rostro, cuello, manos), no sólo ayudar a prevenirlo, sino que también puede mitigar algunos de los signos presentes.

Para más información, solicita tu diagnóstico gratuito llamando al 935 190 100 y te asesoraremos sobre lo más eficaz en tu caso.

alimentos bronceado

Alimentos para un bronceado duradero

Un buen plan de alimentación, así como el adecuado uso de productos y cuidado de la piel, es fundamental cuando queremos prolongar ese tono tan bonito y saludable que hemos cogido durante el verano. Te contamos el secreto para conseguirlo.

La alimentación y el bronceado de la piel

El proceso de bronceado comienza con la acción de la radiación ultravioleta sobre la superficie cutánea. En ese tiempo, el organismo estimula a los melanocitos para que sinteticen melanina, la cual nos protege de la oxidación de las células y es el motivo por el que la piel se broncea.

Además de cuidar nuestra salud, hay ciertos alimentos que ayudarán a potenciar el bronceado, así como colaborar en el proceso de hidratación y protección de la piel.

¿Qué comer para tener un bronceado duradero?

Es importante incorporar a nuestra dieta una combinación equilibrada de alimentos que contengan:

  • Las vitaminas A, E y C neutralizan los radicales libres formados por la radiación solar y esto ayuda a reparar los daños ocasionados en la piel.
  • Ácidos omega 3. Estos ácidos grasos reducen los procesos inflamatorios de la piel, fomentan la hidratación y la elasticidad.

Sabiendo esto, podemos optar por alimentos como:

  • Zanahoria. Quizás uno de los alimentos estrella cuando nos preparamos para el verano y también cuando se termina. Su alto contenido en becataroteno y vitamina A favorece un bronceado sano y estimulan la melanina. Para absorber mejor sus propiedades, procura incorporarla en crudo o tomarla en zumo.
  • Pescado azul (atún, sardinas…). Ayudan a hidratar la piel y son perfectos como segundo plato en tus comidas.
  • Frutas: kiwi, naranja, fresa, sandía, papaya… Al ser ricos en vitamina C, ayudan a mantener la flexibilidad de la piel.
  • Frutos secos: nueces, almendras… Su contenido en magnesio actúa como filtro con los rayos UV.

Además de estos cambios en la dieta, no debemos olvidarnos de:

  • Hidratación. Una piel hidratada es clave para evitar la descamación. Para ello, realiza un tratamiento estético que aporte a tu dermis aquellos nutrientes y repare los daños causados.
  • A pesar de que pensemos que una limpieza profunda acabará con el bronceado, es recomendable (y muy necesario) eliminar las impurezas acumuladas durante este tiempo. Además de limpiar, proporcionará luminosidad al rostro.
  • Protección. No olvides proteger la piel antes y después de la exposición al sol. El aftersun es fundamental a la vuelta, pues que hidrata, calma la piel y ayuda a alargar el bronceado.

Repara los daños ocasionados este verano a la vez que alargas el bronceado de tu piel con nuestros tratamientos estéticos y cosméticos. Acércate a tu centro Maria Padilla más cercano y te asesoraremos.

granitos en verano

Evitar los granitos en verano

Especialmente en pieles grasas y con tendencia acnéica, en verano suele intensificarse la aparición de granitos en el rostro. ¿Por qué ocurre? ¿Qué productos utilizar? Hoy resolvemos algunas de las cuestiones más frecuentes sobre este tema.

¿Por qué salen granitos en verano?

El calor hace aumentar la producción de sebo al mismo tiempo que la sudoración, o la falta de aplicación de una crema específica, hacen que la suciedad se deposite en mayor cantidad sobre el rostro, creando así impurezas y obstruyendo los poros.

¿Hay forma de frenar la producción de sebo?

Sobre todo, hay forma de equilibrarla, especialmente en verano. Esto se hace a través de tratamientos específicos en cabina como es Purity Intense o el ecológico Jonzac Pure. Ambos tratamientos se encargan de realizar una limpieza adecuada, controlar el exceso de sebo y equilibrar la funciones básicas de la piel. Esto permite que los puntos negros disminuyan, así como los brillos y los posibles picores o irritaciones.

¿Qué rutina de cuidados llevar durante la época de calor?

Aunque parezca lo contrario, las pieles grasas durante el verano tienden a sufrir una deshidratación profunda. Esto es debido a que no retienen el líquido y la piel se vuelve cada vez más y más sensible. Por tanto, los cuidados se deben centrar en la limpieza y la hidratación. Para ello, te recomendamos una rutina sencilla para cada día en casa: lavar la piel con agua (o agua termal) varias veces al día, no olvidarse de desmaquillarse cada día, utilizar limpiadores suaves con pH neutro y antibacteriales, y elegir una crema que cumpla la función de barrera, es decir, evite la pérdida de agua. Por último, no olvides beber mucho agua.

¿Qué productos son más adecuados?

Utiliza productos no comedogénicos , ya que son los menos propensos a causar puntos negros y espinillas.

En cuanto a cremas, son adecuadas aquellas que contienen siliconas. También las conocidas como “humectantes” (especialmente por la noche), ya que reponen el manto protecto hidrolipídico. No hay que olvidar tampoco el protector solar, adaptado a este tipo de piel.

¿Y la alimentación también influye?

Pese a ser un debate eterno la influencia de la dieta en el acné, lo cierto es que una buena alimentación no nos va a hacer daño sino todo lo contrario, incorporará esos nutrientes tan necesarios para el buen estado celular, lo cual se verá reflejado en la piel. Como medida, es recomendable evitar comidas calientes o picantes (para no incrementar la sudoración) y optar por verduras y frutas frescas con gran cantidad de líquido.

Acércate a cualquiera de nuestros centros y te asesoraremos sobre el tratamiento y cosmético que te ayudará a evitar los granitos en verano o a combatir su aparición. Consigue una piel más fresca y libre de imperfección. Pide tu cita en el 935 190 200.

trataientos verano

6 tratamientos que cambiarán tu verano

El calor, la exposición al sol, la sal o el cloro, las noches de poco descanso, las comilonas… Aunque el verano es una época de alegría pura, también puede tener sus consecuencias en nuestra piel y cuerpo. Hoy te proponemos 6 tratamientos para 6 problemáticas típicas en estos meses que repararán los daños ocasionados y resaltarán tu belleza natural.

  1. Cutis seco = Jonzac Rehydrate

Cuando las temperaturas superan los 30 grados, sumado a la constante exposición al sol y otros factores externos, la piel del rostro se resiente y comienza a ponerse blanquecina, escamarse o agrietarse. Como solución a esta problemática es recomendable un tratamiento de rehidratación. En este caso, el tratamiento facial ecológico Jonzac Rehydrate es apto para todo tipo de pieles, hidrata de forma natural la piel, aporta flexibilidad y comodidad, evita la evaporación del agua y mantiene ese efecto a largo plazo.

  1. Cutis irritado = Sensiplus

La humedad, el cloro o la sal puede ocasionar la aparición de rojeces o irritaciones en el rostro, especialmente en aquellas personas que tengan la piel sensible. El tratamiento Sensiplus calma la excitabilidad de las terminaciones nerviosas, aisla la piel de agresiones externas y ayuda a retener la humedad .

  1. Arrugas = Hyaluronic

El sol favorece y provoca la aparición de arrugas en la piel, especialmente en zonas más delicadas como el contorno de ojos. Para evitarlo, es importante utilizar a diario protección solar así como aportar nutrientes necesarios con un tratamiento específico. En el caso del tratamiento Hyaluronic, está especialmente formulado para reducir el envejecimiento de la piel mediante el uso de los 3 tipos de ácido hialurónico existentes que actúan en todas las capas de la piel. Desde la primera sesión, las líneas de expresión se ven difuminadas, la arruguitas rellenadas y la piel más tersa y firme.

  1. Retención de líquidos o celulitis = Superdren

El cambio de alimentación, las cervecitas o el cambio de ambiente, puede provocar hinchazón y aumento de la celulitis. El tratamiento Superdren está indicado para mejorar el aspecto de la piel y es muy eficaz contra la celulitis resistente. Al ser un tratamiento manual, es muy agradable de recibir, y mejora la circulación a la vez que drena, depura y disuelve los nódulos de grasa.

  1. Cutis apagado = Energy Vitamin

Entre las salidas, los hábitos, la sequedad por la exposición al sol, puede parecer que el rostro está sin brillo, apagado y con aspecto cansado. Para cambiar esto, el tratamiento Energy Vitamin libera de forma progresiva en todas las capas de la piel un coctel de vitaminas (A, E y C) para reducir las líneas de expresión, mejorar la textura de la piel y aportar una luminosidad increíble.

  1. Uñas quebradizas = Trind Repair

Otro de las problemáticas del verano son las uñas que se parten, tienen grietas o están blanquecinas. Entre los motivos para que esto suceda se encuentran el cloro, la sal, la utilización previa de uñas de gel, los esmaltes permanentes… El tratamiento Trind Repair recompone las fibras de la uña y la hidrata para hacerla más resistente.

 

No dudes en pedir un diagnóstico gratuito llamando al 935 190 200 y nuestro equipo te asesorará sobre el tratamiento más adecuado para ti. ¡Cambia tu verano con nuestros tratamientos estéticos!

retención de líquidos

¿Qué hacer contra la retención de líquidos?

En pleno verano, habrás notado algún día que tus piernas se han hinchado o que parece que has ganado algo de volumen. Esto tiene varios motivos, aunque el más frecuente, y uno de los problemas que más se acentúan durante esta época, es la retención de líquidos. Veamos por qué sucede exactamente y qué podemos hacer para volver a sentirnos ligeros.

Los que llamamos comúnmente hinchazón, o retención de líquidos, se produce cuando el organismo detecta un nivel bajo de líquidos y activa un mecanismo de defensa que retiene el líquido que considera necesario para seguir manteniendo el equilibrio y el buen funcionamiento del organismo. Normalmente esto se produce de forma más acentuada cuando no se lleva una dieta equilibrada, no se practica ningún tipo de actividad física o padecemos de problemas circulatorios. También lo notamos las mujeres más cuando se produce algún desajuste con las hormonas, como suele suceder durante el embarazo, la menopausia o los días de menstruación.

Lo que produce esta situación ya todas, unas más que menos, nos lo sabemos: incomodidad, pesadez, dificultad para cerrar los pantalones… Y no sólo eso, sino que muchas veces es la responsable de que la báscula nos indique algún kilo ganado o la celulitis empeore.

Para mejorar estas molestias, las cuales a veces son inevitables, y favorecer la eliminación de toxinas del organismo, estos consejos te serán útiles.

Recomendaciones para la retención de líquidos

  • Una de las soluciones más rápidas y eficaces, así como un buen método de prevención, son los tratamientos manuales contra la celulitis ya que, además de actuar contra esta problemática, efectua un agradable masaje para disolver toxinas lo que ayuda a drenar el organismo y evita las molestias en las piernas.
  • Otra opción muy aconsejable es el drenaje linfático por medio de un masaje específico.
  • Beber muchas agua de forma regular.
  • Realizar alguna actividad. Ahora en verano, las actividades al aire libre como el vóley o correr, así como las acuáticas, son perfectas ya que aportan diversión.
  • Controlar el consumo de sal y sustituirla por hierbas aromáticas.
  • Aumenta la ingesta de frutas, verduras y proteínas.
  • Evitar consumir alimentos ricos en azúcares.
  • Tomar té o infusiones con propiedades diuréticas.
  • Procurar no estar mucho tiempo sentada.
  • No utilizar prendas muy ajustadas.

Si deseas sentirte más ligera y, al mismo tiempo, estilizar tu figura o mejorar la celulitis provocada por la retención de líquidos, ponte en contacto con nosotros en el 935 190 200 y te asesoraremos  de forma gratuita sobre el tratamiento más adecuado para ti.