cuidado piel en verano

Cuidados de la piel en verano

Aunque por todos es sabido que para lucir una piel bonita, luminosa y sana, debemos tener unos hábitos de cuidado todo el año, durante el verano dejamos un poco al lado la rutina. Pero es en esta época cuando nuestra piel se ve sometida a un enorme estrés: exposición al sol, más tiempo al aire libre, falta de regularidad en los tratamientos, cambios de temperatura, aire acondicionado, cloro, sal… Por tanto, proteger la dermis y garantizar la hidratación son aspectos que no podemos pasar por alto durante estos meses.

Si quiere lucir una piel radiante y, lo más importante, sana, te damos unas recomendaciones sobre cuidados de la piel en verano para prevenir daños y el envejecimiento cutáneo. ¡Toma nota!

 

Protección solar

Para evitar quemaduras, aparición de manchas o rojeces, utiliza el factor adecuado en función de tu fototipo (te dejamos una tabla para que lo conozcas). No olvides aplicar protección en el cuello y escote, ya que son las zonas más propensas al envejecimiento y los daños al tener una piel más fina. Utiliza una crema especial para la cara, con una protección más alta que el resto del cuerpo.

Hidratación

Las células necesitan agua para funcionar de forma eficiente. Por tanto, asegúrate de beber un mínimo de 2 L diarios. No todo tiene que ser agua, porque la fruta y verdura, así como platos como caldos o cremas frías tan típicos en esta época, también nos proporcionan líquidos y nutrientes. Por las noches, no olvides refrescar la piel con un extra de crema hidratante o aloe vera.

Accesorios

Elige el atuendo apropiado para las horas al aire libre. Puedes optar por sombreros de ala para proteger el rostro y cuello, son muy favorecedores y darán a tus looks un toque sofisticado.

Labios

No olvidemos esta parte tan importante del rostro. Utiliza frecuentemente bálsamos labiales con protección solar para mantenerlos en perfectas condiciones.

Depilación

Elijas el método que elijas (depilación con cera, fotodepilación IPL o láser de Diodo médico), ven a depilarte antes de las sesiones de sol y protege la piel al máximo en los días posteriores.

Exfoliación

Este proceso, refresca y renueva tu piel, eliminando las células muertas y ayudando a mantener los poros limpios de impurezas.

Maquillaje

Cambia tu rutina de maquillaje. Te aconsejamos optar por productos minerales, ya que protegen contra los rayos UV. Para la playa o piscina, mejor dejar a un lado el maquillaje y optar por lucir natural.

Limpieza facial

Si no sueles realizar limpiezas faciales porque crees que el verano no es una buena época, es durante estos meses cuando debemos evitar que el sudor, la protección solar, las cremas y suciedad acaben tapando nuestros poros y haciendo que la piel se vea apagada y poco saludable.

Piscina

Si vas a darte un baño, es aconsejable tomar una ducha al salir para retirar los resto de cloro, así como aplicar una crema hidratante que evite que nuestra piel se seque o agriete. Así evitaremos el aspecto blanquecino tras un día de piscina.

 

Algunos daños en la piel son irreversibles, pero con un cuidado regular puedes prevenir los signos del envejecimiento y mejorar su aspecto para asegurar que te veas de la mejor manera el resto del año.

Por eso, te ofrecemos un amplio abanico de tratamientos faciales para que en verano tu piel esté sana, radiante y joven. Ponte en manos de nuestros profesionales pidiendo cita para tu tratamiento o diagnóstico gratuito en el 935 190 200.