cuidar la piel sensible

Cuidados y protección de la piel sensible

La piel sensible es una característica que puede afectar a cualquier tipo de piel, sí, ya sean atópicas, secas, normales, grasa, mixtas o acneicas. Las pieles sensibles son muy vulnerables y se ven agredidas por factores que provocan incómodos síntomas o reacciones. Conozcamos un poco más sobre la piel sensible para poder determinar los cuidados más adecuados.

¿Cómo puedo identificar la piel sensible?

Pese a que la piel sensible puede aparecer en cualquier lugar del cuerpo, lo más probable es que aparezca en la cara. Esta aparece cuando la función de la barrera natural de la piel está deteriorada, debido a la pérdida de agua y a la penetración de irritantes. Para identificar una piel sensible es bueno conocer sus síntomas, los cuales pueden aparecer en cualquier lugar de la cara, pudiendo ser en zonas más o menos extensas. Entre ellos nos encontramos:

  • Enrojecimiento.
  • Aspereza, descamación.
  • Hinchazón, erupciones.
  • Sensación de picor, tirantez o ardor.

Factores que propician la sensibilidad de la piel

Los síntomas de la piel sensible aumentan por factores a los que estamos expuestos, ya sean ambientales, hormonales o provocados por cuidados incorrectos.

  • Frío, viento o falta de humedad ambiental. Por eso, los casos de sensibilidad aumentan a medida que comienza el otoño.
  • Exposición prolongada al sol, haciendo que la piel se reseque y llegue incluso a irritarse.
  • Cambios hormonales como los producidos durante la pubertad, embarazo, ciclo menstrual o menopausia.
  • Ritmo de vida estresante, falta de sueño e incorrecta alimentación.
  • Rutina inadecuada para el cuidado de la piel. Por ejemplo, lavarse la cara con demasiado frecuencia con agua caliente puede eliminar la capa de lípidos de protección de la piel, o el no uso de cremas / maquillaje que contienen agentes irritantes.

Cuidado y protección de la piel sensible

La piel sensible necesita mucha más atención que cualquier otra, por eso es necesario tomar ciertas medidas:

En casa

Debemos limpiar la piel diariamente y eliminar los residuos (medioambientales, maquillaje…) cada noche. Los productos de limpieza e hidratación deben ser específicos, suaves, calmantes y sin irritantes.

En el centro

El tratamiento estético facial Sensiplus está especialmente diseñado para pieles sensibles, hipersensibles o que se irritan fácilmente.

Los resultados son visibles desde la primera sesión, consiguiendo una piel reforzada y protegida, perfectamente hidratada, más suave, uniforme y luminosa. Esto se consigue gracias una formulación exclusiva que:

  • Acción calmante con efectos inmunoprotectores.
  • Escudo protector mediante proteínas de seda.
  • Hidroprotección con un complejo de aminoácidos.

¡Pide ya tu diagnóstico gratuito Sensiplus en el 935 190 200!

tratamiento-para-piel-sensible