efectos de la navidad en tu piel y en el cuerpo

Los efectos de la Navidad

La Navidad es una época del año bonita, en la que nos reunimos con familiares y amigos a los que no vemos habitualmente, recibimos regalos, comemos ricos platos, nos contagiamos de la alegría de las calles adornadas y nos llenamos de buenos deseos y esperanzas para el próximo año. Pero, pese a esto, la Navidad tiene algunos efectos sobre nuestra salud que es importante conocer, no para alarmarnos, sino para ser conscientes de que debemos seguir cuidándonos, sin que ello implique renunciar a la alegría y las celebraciones de estos días.

Para ayudaros a superar estos días con éxito, y visto que aún tenemos la Nochevieja y el día de Reyes por delante, os damos algunos consejos para no sufrir los efectos secundarios.

¿Aumentar de peso? ¡No! ¡Compensa los excesos!

  • Opta por masticar lentamente para notar cómo te vas saciando.
  • Bebe agua y evita el exceso de alcohol.
  • ¿Ansiedad? Respira hondo, no tengas prisa por comer, ve pensando en lo rico que está, en la gente que te rodea, en lo bueno de la situación. Así evitarás comer compulsivamente.
  • Si la cena va a ser a lo grande, mejor realizar una comida ligera rica en proteínas.
  • Procura hacer ejercicio. Tener una rutina cuesta, y salir a correr cuando hace frío también. Pero piensa que te ayudará no sólo a quemar todo lo que estás comido sino a despejarte y aclarar tus ideas. ¡Pruébalo! Sal a pasear, a correr, sube escaleras, haz ejercicios en casa… ¡te sentirás mucho mejor!
  • Evita los azúcares simples como los que contienen las bebidas edulcoradas, los fritos y la bollería. Seguro que en el menú de estas fiestas hay platos que apetecen más (y son más caseros), ¿verdad?

Ojeras, bolsas, piel apagada, granitos…

  • Menos sal. Si, el exceso de ésta provoca retención de líquidos o lo que es lo mismo, bolsas debajo de los ojos.
  • Comidas con cabeza. Si tu digestiones son pesadas te costará descansar por las noches. ¿Y el efecto? Ojeras y piel apagada.
  • Exceso de azúcar y de grasas pueden afectar al estado de nuestra piel así que si te ves mala cara ya sabes qué es lo que debes evitar.
  • ¿Piel seca? Aparte de proteger tu piel del frío, el exceso de alcohol provoca deshidratación haciendo que la piel se vea más apagada, reseca y se acentúen las líneas de expresión o las arruguitas.
  • ¡Ojo con el estrés! No todo es comida, ni temperatura, ni hábitos. Estos días pueden ser estresantes, o tristes, así que opta por ver el lado bueno, por concederte tiempo a ti y a cuidarte.

Recuerda que en nuestros centros de estética en Barcelona encontrarás asesoramiento y los tratamientos estéticos más novedosos que te ayudarán a estar al 100% tras estos días. Puedes solicitar cita para un diagnóstico gratuito personalizado en el 935 190 200.