rutina de ejercicios en casa para perder peso o remodelar la figura

Ejercicios en casa y… ¡a mover el cuerpo!

Uno de los propósitos de año nuevo que más se repite es el de hacer ejercicio que nos ayude a reafirmar nuestra figura y a sentirnos mucho mejor. ¿Aún no te has apuntado al gimnasio? ¡No pasa nada!

Hay ciertos ejercicios muy sencillos con los que puedes hacer tu propia rutina de en casa (10-15 repeticiones) y que te ayudarán a estar en forma. Ten perseverancia, come de forma saludable y comenzarás a ver los resultados.

Ejercicios en casa

El que nunca falla: sentadillas.

En este ejercicio se trabaja todos los músculos de la parte baja del cuerpo: glúteos, piernas, gemelos… Coloca las piernas separadas con los pies en paralelos y abiertos el ancho de los hombros. Al bajar, echa el culo atrás y siente el peso en los talones; que tus rodillas siempre estén en línea recta con tus talones, nunca por delante.

Para unos brazos tonificados: flexión de brazos y tríceps.

Flexión. Colócate en el suelo boca abajo, apoyando las manos en el mismo y situándolas por debajo de los hombros, y separadas a lo ancho de estos. Los pies pueden permanecer levemente separados o juntos. A continuación, inspirar y elevar el torso. Es importante que los brazos y el pecho realicen todo el esfuerzo, no la espalda, y que los brazos estén alineados con las muñecas, colocando los codos hacia los lados sin despegarlos del cuerpo.

Tríceps. Siéntate al borde de una silla (asegúrate de que no se mueva), con las manos mirando hacia delante y los talones apoyados en el suelo. Con la espalda recta, flexiona y extiende los codos.

Trabajar los glúteos: levantamiento de una sola pierna.

Estando de pie, párate y ligeramente mueve una pierna con la rodilla flexionada. A continuación flexiónala hacia las caderas y baja el torso hasta que tus dedos choquen con el suelo.

Quemar grasa: zancadas.

Separa los pies el ancho de los hombros y lleva una pierna atrás de tal forma que la de adelante quede flexionada y la de atrás con el talón en alto. Apóyate en la pierna que está doblada y sube y baja. Es muy importante que al bajar tu rodilla no esté por delante de tu tobillo, si es así echa el peso en tu pierna de atrás. Además de quemar grasas es bueno para conseguir unos glúteos de acero.

Abdomen fuerte: elevación pelvis.

Tumbada boca arriba sobre el suelo, con las rodillas semiflexionadas y apoyando los pies, eleva la pelvis y la parte baja del suelo, apoyándote únicamente en los omoplatos. Si quieres añadir un poco de dificultada, puedes estirar una piernas cada vez hacia arriba y contar hasta 5.

Para lucir: abductores.

En el suelo, recuéstate sobre un costado y mantén la cabeza apoyada sobre un brazo mientras el otro lo apoyas delante para mantener el equilibrio. Eleva la pierna superior hasta la altura de la cadera. La punta del pie tiene que mirar hacia el frente. Cambia de posición y de piernas tras 5 repeticiones.