elegir crema corporal

Claves para elegir tu crema corporal y de manos

Una buena rutina de belleza incluye a diario la aplicación de una crema hidratante, no sólo en el rostro, sino en el cuerpo completo y las manos. ¿Estás utilizando la más apropiada?

La piel, cuando no está correctamente hidratada, nos produce una sensación de incomodidad. Por eso, es imprescindible nutrirla para, no sólo evitar estas sensaciones, sino para que pueda regenerarse, tenga buen aspecto, firmeza y salud general. Para conseguirlo, sólo es necesario aplicar crema hidratante, la cual, gracias a su fórmula, produce una capa protectora, evita que el agua se evapore y aporta un extra de hidratación. Pero, ¿qué crema elegir? ¿En qué componentes fijarse?

Elegir la crema corporal: hidratante para cada tipo de piel.

Existen muchas posibilidades entre las que elegir, tanto a nivel de texturas como de componentes, pero su eficacia siempre dependerá de si es el más apto para nuestro tipo de piel.

  • Piel mixta o grasa. Puedes comprobar a nivel corporal si a menudo tu piel presenta brillos o parece grasienta. Si es así, el objetivo de la crema corporal tiene que ser regular la producción de sebo. En este sentido, las cremas fluidas son perfecta porque no dan sensación grasa.
  • Piel seca o sensible. Si tienes sensación de tirantez o zonas que se irritan con facilidad, las lociones en aceite o en manteca te ayudarán a aliviarlo. Otros productos recomendados son aquellos que contienen aloe vera o manteca de karité, puesto que hidratan la epidermis en profundidad.

Recuerda que dentro de estos productos de hidratación, existen algunos que tienen una doble función como reafirmar, tonificar o luchar contra la celulitis. Para zonas extremadamente secas, elige una crema emoliente.

Aplicar la crema corporal

La mejor forma de aplicarlo es sobre la piel limpia y seca y hacerlo durante todo el año. Aprovecha cuando la extiendas para masajear la zona, hará que el producto sea mejor absorbido y aumentará tu sensación de bienestar.

Elegir la crema de manos: mejora su estado y apariencia.

Para escoger el producto más adecuado en el caso de las manos, nos fijaremos en su apariencia y tipo de piel.

  • Manos envejecidas. La aparición de manchas en la piel o pérdida de firmeza puede añadir años a nuestra manos. Para prevenirlo, opta por cremas con fórmulas despigmentantes o con protección solar.
  • Manos secas o estropeadas. Si presentan descamación, tirantez o sequedad elige un crema hidratante más grasa que contenga manteca de karité o aceite de yoyoba. Otra opción es aplicar una vez por semana una mascarilla especial para manos, cuya función es hidratar y prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.
  • Manos con piel grasa. Evita las cremas que contengan aceites y opta por las que proporcionan absorción inmediata.

Aplicar la crema de manos

Hazlo a diario, varias veces, efectuando un masaje en el que se incluyan las uñas. Así conseguirás una mejor absorción y evitarás la sensación de manos resbaladizas o grasientas.

No olvides en tu rutina de belleza…

Además de la crema hidratante, no olvides estos consejos para prevenir la sequedad y los daños en tu piel:

  • Utiliza protección solar, especialmente en las zonas más expuestas.
  • Dúchate con agua templada.
  • No abuses de baños largos.
  • No frotes la piel al secarte, basta solo con dar pequeños golpecitos con la toalla.
  • Bebe mucho agua.
  • Utiliza jabón suave tanto para la ducha como para el lavado de manos.
  • Realiza peelings con frecuencia para eliminar pieles muertas.

¿Qué tipo de lociones hidratantes utilizas en tus cuidados diarios?

Ven a conocer nuestras gamas de cosméticos para todo tipo de pieles, así como cosméticos BIO, a los centros Maria Padilla. Te asesoraremos sobre el más adecuado para tu piel.

0 comentarios

Dejar un comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.