proteger la piel en verano

No pongas en riesgo tu piel

Nuestros deseos por ponernos morenos, la falta de protección durante las actividades al aire libre o la poca preparación previa puede conllevar en poner en riesgo nuestra piel. ¿Cómo podemos evitarlo?

Seguro que en más de una ocasión ha resultado que, lo que al principio parecía una zona del rostro que había cogido más color, se ha transformado en una mancha que no se ha ido con el tiempo. Otro de las situaciones más comunes durante el verano sucede cuando, tras una larga exposición sin protección solar, se convierte en una quemadura, tras lo que viene un proceso de descamación debido a la renovación de la piel que nos resulta incómodo y antiestético.

Evitar estas y otras situaciones es posible mediante 2 acciones: preparación y protección.

Preparación de la piel para el verano

Tras meses sin apenas exposición al sol, una mala preparación puede provocar daños en nuestra piel. De ahí la importancia que tiene mimar nuestra piel, especialmente la del rostro ya que es la más expuesta día a día, con tratamientos específicos que le devuelvan todo su resplandor y ayuden a eliminar impurezas acumuladas, prevenir daños y aportar esa hidratación extra que tanto va a necesitar en los próximos meses. Especialmente, si tu piel es grasa, mixta o con tendencia a la aparición de granitos, el tratamiento Purity Intense es el más recomendado para proporcionar ese confort y protección tan necesaria, eliminando impurezas y brillos en la piel. En el caso de pieles secas, una limpieza facial profunda o el tratamiento Energy Vitamin aportará hidratación y vitalidad al rostro. Y por último, las pieles sensibles encontrarán protección ante agentes externos y reducción del picor y las zonas enrojecidas con el tratamiento Sensiplus.

Protección de la piel

Además de tratamientos faciales que cumplen con este objetivo es muy importante hidratar y utilizar cremas solares de alta protección en cada momento. Muchas veces pensamos que si no nos vamos a exponer al sol no es necesario pero sí, incluso para dar un paseo, comer fuera o ir de compras. Recuerda hacerlo de forma frecuente y utilizar como mínimo protección SPF 30 en el rostro y si tu piel es muy clara, SPF 50.

Como bien sabemos la piel tiene memoria y cómo la cuidemos hoy será el reflejo de su estado mañana. Visita nuestros centros de estética en Barcelona y nuestros profesionales te asesorarán en cuanto al tratamiento perfecto una vez examinen de forma gratuita el estado de tu piel. ¡No lo dudes! Contacta con nosotros en el 935 190 200.