piel sensible tratamiento

Piel sensible: No sólo cuestión de rojeces

Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre las características de una piel sensible (intolerante, excitable, irritable…) y de los cuidados que debemos tener presentes para protegerla al máximo y evitar los posibles problemas asociados a este tipo de piel.

Pese a lo que la mayoría cree, una piel sensible no sólo se manifiesta a través de las rojeces o de la irritación, sino que también puede presentarse en forma de sequedad, descamación y, con ello, producirse un envejecimiento prematuro o una acentuación de las arrugas, puesto que la piel no está protegida de los agentes externos (sol, lluvia, aire, contaminación, frío) que la condicionan diariamente.

Aunque estamos viviendo un invierno bastante atípico, lo cierto, es que el frío o el viento llegará antes o después. Y es que tenemos que darnos cuenta que los cambios de temperatura es lo primero que daña a una piel sensible, seguido por el estrés, uso de cosméticos inadecuados, falta de cuidado, exposición al sol, alteraciones hormonales… Esta tipo de piel es más habitual en mujeres que en hombres, y aparece con mayor frecuencia a partir de los 25 años, especialmente en pieles claras, secas y finas.

Entonces, ¿cómo enfrentarnos a una piel sensible en invierno?

La piel sufre con el frío debido a la contracción de los capilares que ocasiona que el aporte de sangre a la superficie sea menor. Por este motivo, cuando hace frío nuestra piel pierde el brillo y la hidratación, quedándose más pálida y opaca. Para enfrentarnos al frío (o a cualquier cambio de temperatura) es esencial nutrirla.

¿Se pueden prevenir los síntomas?

Sí, tanto las rojeces como la irritación o la sequedad pueden prevenirse. Es básico un cuidado diario: limpieza e hidratación. Si la piel está sana, aguantará mejor a estos cambios de ambiente.

Los tratamiento de estética nos ayudan a tratar los síntomas de la piel sensible, previniendo el avance de éstos y aportando protección a la piel. ¿Qué tratamiento realizar?

Es importante recurrir a tratamientos estéticos altamente hidratantes que no solo aporten hidratación externa, sino que ayuden a mantener el interior. También es fundamental que ofrezcan protección, creando así una ligera capa en su superficie para que ejerza de escudo.

Tratamiento Sensiplus para pieles sensibles

Tratamiento para pieles irritables que calma la piel, la hidrata y protege.

¿Por qué realizarlo? Para evitar o tratar las rojeces, irritación, picor, sequedad, descamación…

Precio por sesión. 32, 50 €. (Promoción especial durante Febrero)

Dónde. Centros de estética Maria Padilla. Cita o diagnóstico gratuito personalizado a través de la web o en el 935 190 200.