masaje facial anti envejecimiento

Tutorial express para un masaje facial anti envejecimiento

Para completar nuestra rutina de belleza diaria, no hay nada mejor que realizar un masaje facial anti envejecimiento. ¿Quieres saber cómo? Atenta a este tutorial para conseguir el masaje perfecto.

El masaje facial tienen como principal objetivo estimular la circulación, a la vez que se combate la flacidez. Si nos paramos a pensar, los músculos de la cara no están sometidos a ninguna actividad física, solo a nuestras expresiones, por lo tanto es una zona donde la circulación sanguínea no es demasiado alta. Por lo tanto, si la estimulamos, incrementamos la oxigenación de los músculos y la mejora de los tejidos, los cuales recuperan parte de su elasticidad. Además de estos efectos, realizar un masaje facial de forma regular nos permite:

  • Mejorar la eliminación de toxinas.
  • Liberar la tensión facial.
  • Relajarnos.
  • Revitalizar los músculos, previniendo la formación de nuevas líneas de expresión.
  • Mejorar el tono de la piel, aportando vitalidad.
  • Estimular la producción de fibroblastos y colágeno.
  • Sentirnos mejor al dedicarnos más tiempo a nuestro cuidado.
  • Absorber mejor los principios activos de los productos que utilizamos para el cuidado del rostro.

Cómo realizar un masaje facial anti envejecimiento de 10

Darse un masaje facial a uno mismo cada noche o de forma regular (procura hacerlo mínimo una vez a la semana) contribuye claramente a mejorar nuestro aspecto y aumentar nuestro bienestar físico y mental. Además, es una técnica muy sencilla y rápida que servirá para prevenir esos síntomas de envejecimiento.

Antes de comenzar con el masaje es importante:

  • Lavarse el rostro y las manos previamente.
  • Te aconsejamos que lo realices aplicando, al mismo tiempo, tu crema antiarrugas habitual o, en el caso de que no la utilices, con un aceite natural hidratante, una crema con vitaminas o un sérum.

A continuación, hemos seleccionado para ti un masaje sencillo, rápido, que trata todas las zonas más propensas a la aparición de arrugas, y que puede ser el paso final de tu rutina de belleza diaria. ¡Sólo tienes que seguir estos 5 pasos!

  • Paso 1. Contorno de ojos. Comencemos por esta zona. Con la ayuda del dedo índice, y utilizando la crema específica de contorno, pásalo ejerciendo una leve presión unas 5 veces por el párpado inferior (desde el lagrimal hasta la sien) y después por el párpado superior en el mismo sentido.
  • Paso 2. Frente. Coge un poco de crema o aceite que hayas elegido y, con las yemas de los dedos, extiéndela de una lado a otro. Tras esto, pasa a realizar un movimiento circular desde el entrecejo hasta la sien.
  • Paso 3. Mejillas. Desde la zona inferior (más o menos por la mandíbula) sube y baja la mano hasta la sien. Procura hacer este movimiento haciendo semicírculos y mejor si mantienes la boca abierta en forma de “O”.
  • Paso 4. Contorno de labios. Rodea los labios con el dedo índice realizando pequeños semicírculos. Primero en la zona de arriba, y después debajo llegando a la barbilla. Para la zona de las comisuras, cambia el movimiento por uno en zigzag.

Tras estos pasos, sólo nos quedaría ejercer un último movimiento centrado en las zonas donde más arrugas o líneas de expresión existen (frente, ojos, pliegue nasolabial…). Con la ayuda del dedo índice y corazón, efectúa un movimiento de lado a lado, ejerciendo una suave presión, de la arruga o la línea de expresión para estimular la circulación y tensión del músculo de esa zona.

Ya sabes, pon en práctica estos pasos y relájate a la vez que combates los signos de envejecimiento.

¿Deseas complementar tus cuidados diarios en casa con un tratamiento antiage eficaz? Llámanos y solicita un asesoramiento gratuito.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.