velos faciales

Velos faciales, ¿moda o necesidad?

No paramos de verlos por todas partes y es que los velos faciales se han convertido en uno de los imprescindibles en los rituales de belleza de muchas mujeres. Pero, ¿para qué sirven? ¿Son efectivos?

Seguramente más de una vez te has planteado cómo es posible que la piel de tu rostro esté seca aún utilizando cada día una crema hidratante, o por qué en épocas de más trabajo tu piel adquiere un tono opaco y se ve sin vida. Esto es debido a que la epidermis se sometida constantemente a factores externos que la dañan como el clima, la contaminación, el uso de calefacción o aire acondicionado, el estrés, los hábitos alimenticios, etc. A estos si les sumamos el paso de los años y la degradación habitual de la piel y sus células, ya tenemos la causa de esos cambios en la textura, firmeza o tono. Para paliarlos o prevenirlos existen múltiples opciones: desde un tratamiento estético, hasta el uso de una mascarilla o, irrumpiendo cada vez con más fuerza, el uso de un velo facial.

Los velos faciales son máscaras de celulosa impregnadas en principios activos que, en función de los componentes, tienen la capacidad de reponer tanto la hidratación de nuestro rostro como aportar luminosidad o ejercer un efecto calmante ante una piel irritada. Hay numerosas alternativas y, por decirlo de alguna manera, es muy similar en efecto y acción a las tan conocidas mascarillas faciales.

Beneficios de los velos faciales

Entre los beneficios que aporta a nuestra piel nos encontramos:

  • Facilidad de uso.
  • Hidratan en profundidad.
  • Estimulan la regeneración celular.
  • Limpian el rostro.
  • Pueden ser utilizado en todo tipo de pieles.
  • Aportan confort a la piel.

¿Qué velo facial elegir?

Los velos faciales pueden contener todo tipo de ingredientes: hidratantes, antiarrugas, vitaminas, colágeno, relajantes, calmantes, etc. Los más frecuentes suelen ser el ácido hialurónico y el colágeno como activo principal, complementado con otros activos.

Por ponerte 2 ejemplos, y dado que son de los velos más demandados, tenemos:

  • Velo revitalizante: Contiene como ingredientes principales el ácido ascórbico y vitamina C. Esta mezcla estimula la regeneración celular, elimina los signos de fatiga y revive el brillo y resplandor de la piel. Está pensado para todo tipo de pieles.
  • Velo calmante: El ingrediente más utilizado en estas máscaras es el aloe vera, gracias a sus propiedades calmantes. Es ideal tanto para pieles sensibles como para pieles grasas.

Pasos para el uso de un velo facial

  • Antes de aplicar el velo, es fundamentar realizar una correcta limpieza del rostro. Asegúrate, por tanto, de que esté limpio y seco.
  • Saca el velo de su envoltorio y aplícalo sobre el rostro.
  • Deja actuar durante 15 o 20 minutos.
  • Retira el velo. No hace falta que aclares el rostro con agua.
  • Si ha quedado producto no absorbido, realiza un pequeño masaje ayudándote de las yemas de los dedos sobre tu piel.
  • Aplicar el producto de cuidado habitual.
  • ¡Comprueba su efecto!

Es importante que…

El uso de los velos faciales es un complemento, pero no un tratamiento en sí. Para tratar en profundidad el problema es recomendable recurrir a un profesional y realizar un tratamiento estético localizado. Tras éste, utilizar el velo facial (junto con la acción de otros cosméticos) ayudará a la mejora de la piel.

No basta con aplicar un velo facial cada mes. Para ver sus resultados es necesario aplicarlo de forma más constante. En nuestros centros de estética encontrarás estos productos y te asesoraremos de forma personalizada sobre su uso y aplicación.

¿Has probado los velos faciales? ¿Qué te han parecido?

0 comentarios

Dejar un comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.